A los siete años promoveremos en los niños, actitudes que contribuyan a la seguridad vial, invitándoles a reflexionar sobre conductas peligrosas y seguras en su comportamiento como peatón. Y aprendiendo las pautas de cruce seguro: 1º parar, 2º mirar, 3º escuchar y 4º cruzar.

A esta edad el niño aprende entre otras formas por modelos, la figura de los familiares y educadores serán la clave del éxito posterior. Debemos ser auténticos modelos de comportamiento para los pequeños, y enseñarles con nuestro ejemplo para que adquieran competencias y aptitudes para una movilidad segura.

Propuesta de intervención

Dos sesiones de 45/60 minutos aprox. con una metodología interactiva, con la proyección de vídeos, diapositivas, presentaciones multimedia y juegos. Con la entrega de un cuaderno educativo con contenidos y actividades de educación vial en el ámbito del peatón en ciudad para realizar en clase y familia.

Objetivos

Reconcer a la figura del Policía como un amigo

Conocer el entorno físico más próximo en relación con el tráfico

Distinguir las partes de la calle

Distinguir las zonas de juego y las destinadas al tráfico

Utilizar correctamente el semáforo y el paso de peatones

Adquirir hábitos de prudencia en el uso de las vías públicas

Aprender a compartir el uso de las vías públicas de forma solidaria

Conocer las señales de tráfico y su significado

Contenidos

El Semáforo y sus colores.

La calle y sus partes

El paso para peatones

El peatón en ciudad

Mi amigo el policía

El cinturón de seguridad

Señales y normas de tráfico