A los tres años, el inicio de la etapa escolar genera en los menores y sus familias nuevas necesidades de movilidad para ir y venir a diario de casa al colegio. Por sus características psicofísicas y evolutivas, los niños y niñas de Educación Infantil son sujetos vulnerables propensos a sufrir siniestros viales.

Con esta actividad se generan hábitos y comportamientos seguros desde las primeras edades y a través de todos los agentes educadores implicados: padres, profesores, tutores, policías…

Propuesta de intervención

Una sesión de sesenta minutos con una metodología interactiva, con la proyección de vídeos, diapositivas, presentaciones multimedia, cuentos y canciones. Con la entrega de un cuaderno educativo con contenidos y actividades de educación vial en el ámbito del peatón y el viajero, y con el cuento “La Margarita Vial y el Policía Falín” -para trabajar en la escuela y en familia-. La actividad puede finalizar con la visita de una patrulla de la policía local, para que los escolares hablen con los policías, suban a sus motos y sientan la cercanía de la policía amiga.

Objetivos

Diferenciar las zonas de juego de las destinadas al tráfico

Reconocer la figura del Policía como un amigo

Conocer los colores del semáforo y su significado

Distinguir las distintas partes de la vía pública

Aprender a utilizar el semáforo y el paso de peatones

Reconocer la silla infantil, como elemento de seguridad

Aprender la importancia del cinturón de seguridad

Contenidos

El Semáforo y sus colores

La calle y sus partes

El paso para peatones

El peatón acompañado

Mi amigo el policía

El cinturón de seguridad

Mi sillita infantil

La vía pública constituye un espacio común donde la movilidad, la convivencia y la seguridad de quienes la utilizan deben coexistir de manera armónica.

Tenemos el deber de establecer las condiciones para que los niños desarrollen las capacidades que les permitan observar y explorar su entorno. Y, además, transmitirles valores para el desarrollo de una consciencia cívica en el uso de las vías públicas.

La educación para la movilidad segura en la escuela debe permitir que los menores se eduquen en un uso compartido de las vías públicas donde prime valores de respeto, solidaridad, tolerancia, responsabilidad, prudencia y autocuidado.

Esta guía servirá para integrar el Programa #EducarSalvaVidas en el Proyecto Educativo de Centro, o como complemento de otras actividades de Educación Vial.

Materiales para  implementar la actividad